+34 678 31 11 10 - WhatsApp

Esta semana vengo a hablaros sobre los animales y los niños. Un tema un pongo inquietante pero a la vez encantador.

Me encantan los animales, por mí tendría toda la casa llena de perros jejeje

Supongo que más de uno de vosotros tenéis la mismos comederos de cabeza que yo, si os gustan los animales y queréis tener niños. Porque tenemos que tener en cuenta muchas cosas, entre ellas la disponibilidad que tenemos para cuidarlos.

Siempre he dicho de tener hijos y a la vez animales pero supongo que las ideas cambian cuando tienes hijos ¿no? Pensaréis: SÍ, sabemos que los animales son ideales compañeros para los niños, pero también nos da miedo pensar que les pueda transmitir alguna alergia (esto es lo que pensamos en voz baja porque hoy en día que se critica todo, se te echarían encima por tan solo pensarlo. Pero bueno, no vamos a entrar en ello 🙂 )

Creo que es un poco duro pensar eso, para quien nos gusten los animales, pero es inevitable hacerlo porque nos preocupamos mucho por la salud de los peques (a veces en exceso) y por eso quiero que quien tenga esta indecisión lo comente, incluso quien tenga niños y perros nos vendría GENIAL vuestra opinión.

En mi caso, soy amante de los animales pero también soy una obsesa de la limpieza y el orden. Aunque parezca incompatible, tengo un perro desde hace poco, porque me encantan y pensé que tampoco hay que obsesionarse tanto con la limpieza y vivir un poquito ¿no? 😉

He leído mucho sobre este tema y lo he hablado con mi veterinaria, porque pienso tener hijos en un futuro no muy lejano… Ella me ha dicho que al contrario de lo que pensamos, los perros hacen que los niños endurezcan su sistema inmunológico y desarrollen muchas capacidades positivas, como voy a indicaros a continuación.

Lo que os puedo decir es, que al contrario de lo que pensamos, los animales NO transmiten ninguna alergia ni nada por el estilo. Todo lo contrario, hacen al niño más inmune, ya que le transmiten una bacteria animal en los intestinos. Lo podéis leer en esta página (pincha en el texto para más información)

“El estudio, desarrollado por científicos de la Universidad de Turku (Finlandia), reveló que los niños que conviven con animales tenían más del doble de posibilidades de llevar una bacteria animal en los intestinos, en especial las B. thermophilum B. pseudolongum, lo que quizás explicaría por qué la exposición temprana a las mascotas los protegería de algunas alergias. De acuerdo con la coautora del estudio, Merja Nermes, la incorporación de los microbios de las mascotas en la flora intestinal infantil reforzaría su sistema inmunológico.”

Os comento esto porque es la preocupación principal que solemos tener. El resto son todos beneficios:

  • Sabemos que si un niño se cría con un animal, le transmite los valores de responsabilidad, amor, humildad, cariño hacia otra persona (empatía) y afecto. Incluso, aunque parezca duro decirlo, el sentimiento de la muerte. Si el animal muere cuando los niños son pequeños, ya empiezan a tener ese sentimiento de pérdida que les ayudará más adelante cuando pierdan a un ser querido como un abuelo.
  • Si tenemos un niño autista o con alguna discapacidad, recomendaría al 100% tener a un animal ya que desarrollan capacidades positivas y le dan ese cariño sin presión, que es lo que ellos necesitan.

Hablo de perros porque es el animal que más me gusta pero puede ser un gato, un pájaro (los agapornis son muy cariñosos y obedientes), caballos, reptiles…

Aquí os dejo algunos enlaces por si queréis informaros más sobre el tema:

http://www.fundacion-affinity.org/perros-gatos-y-personas/busco-una-mascota/los-beneficios-del-vinculo-entre-ninos-y-mascotas

http://www.materna.com.ar/articulos/6043-ninos-y-animales-una-relacion-muy-especial

 

Y si queréis hablarlo conmigo no dudéis en escribirme aquí 🙂 Estaré encantada de ayudaros.

¿Te quieres poner en contacto conmigo? Escríbeme

9 + 7 =